Limitaciones en el software libre para diseño.


Ante todo hay que aclarar que las aplicaciones libres de diseño disponibles no son ni intentan ser clones de las herramientas propietarias.
Algunas cosas funcionan de una forma diferente y llevará un tiempo acostumbrarnos, y si todo el tiempo pretendemos que estos programas se comporten de la misma forma que sus contrapartes propietarios, nunca vamos a adaptarnos. De todas formas esto no es exclusivo del pasaje de software propietario a libre. Cualquiera que haya pasado de Corel a Illustrator, por ejemplo, va a entender perfectamente de lo que hablo.
En el camino nos encontraremos con algunos problemas que en su mayor parte serán sólo debido a que no estamos acostumbrados a como funcionan los programas, pero en otros casos serán limitaciones reales, que deberemos resolver para poder trabajar.
Las principales limitaciones son los siguientes:

− Cierto hardware puede tener algún problema de compatibilidad con un sistema GNU/Linux si sus fabricantes no proveen controladores para este sistema.
− No existe una alternativa madura para creación de Flash.
− Podemos llegar a tener problemas con ciertos formatos propietarios de archivos que no tengan especificaciones abiertas.
− Muchos de los programas están en desarrollo y no son versiones definitivas, por lo que nos podemos encontrar con:
− Fallas (bugs), inestabilidad.
− Falta de funciones específicas presentes en software comercial:
− Soporte CMYK incompleto.
− Profundidad de color limitada a 8bpc.
− Algunas limitaciones en el manejo tipográfico.
− Además, ciertas tecnologías que se usan bajo licencias comerciales pueden no estar disponibles en un programa libre, ya que no se pueden pagar royalties con algo que se ofrece sin cargo. El ejemplo más claro es el caso de los colores Pantone.

Veamos más en profundidad las primeras limitaciones que citaba, y qué tanto nos afectan a los diseñadores:

COMPATIBILIDAD DE HARDWARE
En cuanto a los posibles problemas de compatibilidad de hardware, basta con informarse antes de adquirirlos. Los dispositivos que no funcionan en sistemas operativos libres son cada vez menos y muy específicos, y es sumamente fácil encontrar referencias en la red sobre dispositivos problemáticos. Cada versión nueva del Kernel Linux incluye controladores para más dispositivos, por lo que un dispositivo que en la versión anterior no funcionaba, en la próxima podría funcionar sin problemas.
Siempre tenemos la opción de buscar un dispositivo que sí esté soportado para estar seguros de que lo vamos a tener funcionando sin problemas. Esto puede parecer limitante, pero en la práctica no es tan crítico y muchas veces nos salva de comprar dispositivos mediocres, que son más económicos porque la mayoría del trabajo que tendría que hacer el hardware lo hace un driver cerrado para un sistema operativo particular, utilizando recursos que no debería.
En mi caso particular, todo el hardware que tengo y que compré con la compatibilidad de linux en mente funciona perfectamente. Y no sólo estoy hablando de una PC y un mouse, esto se extiende a impresoras (HP, que tiene muy buenos drivers para gnu/linux, aunque implica usar un firmware privativo), scanner Canon, una tableta gráfica wacom e incluso un colorímetro X-Rite (comercializado por Pantone).

ADOBE FLASH
No existe un programa de autoría de Flash libre que esté preparado para trabajos complejos. Flash funciona bien sobre Wine, pero estos artículos se tratan de alternativas libres, así que hay que decirlo: No hay Flash para Linux y probablemente no lo haya.
De todas formas, me gustaría detenerme un momento en esta parte para hacer un breve análisis de las tendencias actuales de la web. Si bien Flash sigue teniendo gran presencia, el futuro parece estar puesto en tecnologías diferentes. En los últimos años se pudo presenciar un cambio interesante de Flash a otras tecnologías basadas en javascript y DOM, al punto de que hoy exceptuando sitios específicos creados enteramente en Flash, sea más frecuente ver botoneras y elementos interactivos realizados en algún framework gráfico ajax y no en Flash.
Además, la tecnología “Canvas” propuesta para la norma HTML5 en conjunto con estos frameworks Ajax han cambiado bastante el panorama de las rich media applications que hace unos años solamente era dominado por Flash.
Si bien quedan nichos en los que Flash aún no tiene un rival competitivo (banners publicitarios animados, sitios con animaciones a pantalla completa y hasta cierto punto la reproducción de video) podemos trabajar perfectamente en diseño web sin que esa tecnología llegue a ser necesaria.
Hay hace un tiempo un gran debate acerca de la verdadera utilidad de Flash, y muchos desarrolladores de web parecen coincidir con que Flash es una herramienta con posibilidades muy interesantes que si es mal utilizada trae más problemas que beneficios, y por eso habría que utilizarla sólo en casos muy específicos, evitándola siempre que haya una alternativa que ni implique el uso de un plugin externo. La evolución de la web y el crecimiento de la tecnología “Ajax” parece darle la razón a esta afirmación.
En definitiva, dependerá de nuestra forma de trabajar. Si utilizamos sólo Flash para nuestro trabajo de web, seguramente vamos a encontrarnos en una situación sin salida. Pero si tenemos en cuenta que podemos optar por otras alternativas igualmente válidas, nos daremos cuenta de que Flash es una opción más que una necesidad, y no es en absoluto imprescindible en la mayoría de los casos.

PROBLEMAS CON FORMATOS DE ARCHIVOS ESPECÍFICOS
Si el formato de archivo no es abierto hay dos problemas: primero, que probablemente puede estar cubierto por alguna licencia de uso que prohíba la creación de un software para abrirlo sin el pago de royalties; Además, al no contar con las especificaciones técnicas del formato, un filtro de importación o exportación debe crearse utilizando ingeniería inversa sobre archivos existentes, lo cual es difícil, lleva mucho tiempo y es propenso a errores.
Al trabajar con software libre para diseño nos encontraremos con cierta frecuencia con estas situaciones, y muchas veces los archivos en formatos propietarios no podrán ser abiertos o serán abiertos de forma incompleta o incorrecta.
Este argumento suele usarse también para desacreditar al software libre: cómo vas a usar este software para trabajar si no puede abrir los archivos de los softwares comerciales más populares?
Antes de saltar a conclusiones apresuradas, hagámonos esta pregunta: “¿qué pasa al respecto en el software comercial?”.
Acaso Corel abre perfectamente cualquier archivo de cualquier versión de Illustrator y se mantiene la editabilidad a la perfección? Acaso Illustrator abre los archivos de Corel de la misma forma?
La respuesta es NO, y la conozco de sobra. En el pasado usé software comercial, y cualquiera que trabaje en diseño habrá escuchado más de una vez “¿no me lo podés guardar en X software para la versión Y?”.
Es muy común que un proveedor de imprenta o un cliente nos pida que le guardemos el archivo en un formato que nosotros no usamos. Por qué sería tanto problema hacer lo mismo, y pedirle a alguien que nos envíe el archivo en formato SVG (que Illustrator y Corel manejan) o en PDF o en cualquier formato que sepamos que podemos abrir?
Por qué el software libre debería recibir un trato diferencial, exigiéndole abrir archivos de terceros a la perfección, pero no le podemos pedir eso a un software que tuvimos que pagar más de 500 dólares?

FALLAS / INESTABILIDAD
El software es una creación humana, y como todos sabemos “errar es humano”.
No vi en toda mi vida un software “perfecto” que jamás falle o haga algo raro que no estaba previsto. Algunos softwares muy simples funcionan bien, sí, pero porque tienen pocas funciones. Cuanto más complejo es el software, más posibilidades de encontrarnos con bugs. Esto ocurre así tanto en el software libre como en el comercial.
Los errores son errores. Sea en software libre como en software comercial, a nadie le gusta estar trabajando y que el programa crashee en la mitad de una operación que no guardamos, obligándonos a hacer todo de vuelta.
En mi experiencia con el software libre me he encontrado muchas veces con bugs. En los programas considerados “estables”, podría decir que es comparable con los programas comerciales. Son programas que por lo general funcionan bien, pero nos encontramos con algún bug de vez en cuando. En las versiones de desarrollo, más experimentales, es de esperar que la cosa sea diferente, y no sea tan estable como una versión final, lista para el público en general.
Se suele decir que el software libre es más inestable que el comercial, pero esa afirmación no tiene mucho sustento. Las versiones estables del software libre no fallan ni más ni menos que las versiones estables del software comercial, a menos que estemos hablando de software como Inkscape, que hace lanzamientos frecuentes de versiones “estables” que aún no son la 1.0.
Si hablamos de software maduro como Blender, GIMP, Open Office, etc. nos encontraremos con que la estabilidad es comparable a la de cualquier software comercial.
En lo que si hay una gran diferencia es en la posibilidad de reportar cada falla a los creadores, cosa que es totalmente imposible en el software comercial. En el software libre podemos reportar errores y hay una buena probabilidad de que un desarrollador tome ese reporte y corrija el error. En el software comercial ni siquiera podemos reportarlo, por lo que debemos esperar a que la próxima versión (también paga) lo corrija, aunque no tenemos ninguna garantía de que vaya a ocurrir.

En los próximos posts seguiré con el resto de las limitaciones mencionadas, y la forma de superarlas.

Share

Información y Enlaces

Integrese haciendo comentarios, revisando lo que otros tienen que decir o agregando enlaces desde su propio blog a nuestros Artículos


Otros Artículos

Agrege un Comentario

Tome un momento para hacer un comentario diciendonos que piensa. Se permite utilizar algunos comandos de HTML básico para dar formato al texto.

Comentarios de los Lectores

[...] software y formatos libres en el trabajo de diseño gráfico. – Aplicaciones libres para diseño – Limitaciones del software libre para diseño. – Interfase – Edición no destructiva – color – tipografía – El uso del [...]

[...] Perfecto! Ya puedo tirar mi Windows y mi Adobe CS4 a la basura y montar mi estudio libre! NO TAN RÁPIDO… [...]

Te felicito Gez por esta serie de post muy interesantes y útiles sobre el desarrollo de trabajo de diseño con software libre.

Espero con impaciencia el resto de artículos y que poco a poco vayas profundizando en temas técnicos relativos a los asuntos que tratas.

un fuerte abrazo de tu amigo jEsuSdA 8)

Hey, jEsuSdA! Gracias por pasar!
Ya seguiré completando estos posts y seguiremos charlando del tema ;-)

Por lo pronto, te cuento que actualicé esta entrada con algunas cositas más que tenía previstas para otro post pero las terminé agregando aquí. A ver qué te parece.

gracias Gez, muy esclarecedoras tus notas.
desde hace poco mas de un año que opte por cambiar al SL y la verdad es que soy feliz, feliz de no depender y feliz de encontrarme con blogs como el tuyo
he instalado el Separate+ (en Gimp 2.6) y todavia no llego a comprender bien su manejo, no encuentro los perfiles de color (por ejemplo un Offset Coated), he convertido una imagen y lo que veo es un negativo de la misma.
me podrias orientar al respecto?
estoy usando coo SO, Tuquito 3.1 (derivado de Ubuntu 9.10).
va un gran abrazo
mario

Mario:
Para usar separate tendrías que tener los perfiles de destino copiados en /usr/share/color/icc/
Teniéndolos ahí vas a poder accederlos desde el menú Separate.
Lo que te hace de los negativos en realidad son los canales por cada canal CMYK. Si usás el la opción del “CMYK pseudo-composite” te los muestra en color, aunque sin corregir ni nada (se ve bastante fiero, para ser justos).
Cuando ya hiciste eso tenés la separación hecha, que desde ese menú podés:
- Hacer un softproofing con tu perfil de monitor, para tener un preview de cómo se vería la separación (esto último es muy bueno como funciona, es similar a la opción de soft proof de photoshop, por ejemplo).
- Salvarla como TIFF

Yo uso Separate+ principalmente, y me hice unos perfiles especiales basados en euroscale para generación máxima y mínima de negro para cuando necesito o bien tener un canal de negro puro y no compuesto, o una separación CMY sin negro.
Lo que me gusta de Separate es que tenés los canales a mano para editarlos (al menos la máscara de alpha de cada canal), y está bastante piola para hacer ajustes o retoques.
No es lo más cómodo del mundo, pero anda bien.