El problema del color

Como venía diciendo en el post anterior, hay varias cosas que se le achacan a las herramientas libres de diseño, pero sin dudas la que más se repite es la del manejo del color. Por ejemplo, dos de las aplicaciones principales que mencioné para diseño no tienen de momento soporte nativo de CMYK, trabajan en color de 8 bits y las paletas Pantone no vienen incluidas en la instalación por defecto.
El veredicto unánime: No se puede trabajar con software libre en diseño gráfico porque carece de esos aspectos tan esenciales. No está listo, está bien para el trabajo hogareño pero no sirve para el trabajo profesional.
Otra de las cosas que se dicen es que “uno de los puntos débiles del software libre es la gestión del color”. En este caso, sin más argumentos que la repetición de afirmaciones que datan de la versión 2.2 de GIMP sin preocuparse por averiguar si esto pudo haber cambiado. Y de hecho cambió, y la gestión de color en las aplicaciones principales de diseño funciona muy bien.
Algunos más detallistas argumentan que es imposible trabajar sin modo Lab y que estar atado al espacio de color sRGB es inadmisible para el uso profesional.
La realidad, hasta donde pude comprobar, es que muchas de las cosas que se afirman se hacen desde el desconocimiento, o un conocimiento a medias generalmente obtenido de fuentes parcializadas, que responden a intereses comerciales a los que les conviene que la gente no piense en alternativas y abrace un método y un set de herramientas único.
Vamos a tratar de indagar un poquito más en este tema y ver cómo nos afecta este gran problema del color.

continuará… 🙂

3 opiniones en “El problema del color”

    1. Xari: Ahí te edité el comentario y puse el link directo a la fuente original. NeoTeo roba notas de todos lados y no las acredita y eso me molesta mucho. Esta nota no era la excepción, levantaron información hasta de los comentarios de otro link y no pusieron de dónde lo traían (lo se porque lo leí justo hoy)
      Igual, es un proyecto que recién empieza. Me parece una genial idea pero vamos a tener que esperar unos años para ver resultados.
      De momento hay algunas alternativas útiles que voy a discutir en los próximos posts. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *