Sistemas operativos

Hace unos días un amigo me comentó que estaba tratando de hacer andar Mac OS X en su nueva notebook y estaba luchando bastante para hacerlo andar (es un sistema diseñado para correr sobre hardware de Apple, por lo cual para correrlo en una PC normal tiene que ser una versión hackeada). Por supuesto, este tema fue como un desafío nerd inmediato y me entraron ganas de probar también instalarlo, pero no en el hardware real (no tengo muchas ganas de destinarle una partición física a un sistema operativo que sólo quiero ver cómo anda) sino virtualizado.
Así que me bajé un par de imágenes hackeadas y me puse a probar, siempre con el mismo resultado: No arranca por problemas de acpi en la máquina virtual.
Tengo entendido que hay una imagen vieja de vmware conocida como deadmoo que funciona, pero no es tan reciente y completa como las más nuevas, así que no me interesa mucho. Y por lo que estuve viendo, para hacer funcionar una de las nuevas hace falta mucho trabajo y modificaciones que desde ya no tengo ganas de hacer.
Así que bajo estas condiciones, la única que me queda es instalarlo “de verdad” y no virtualizado.
Todavía lo estoy pensando…

Pensando en este tema llegué a algunas conclusiones algo obvias sobre cosas que no había pensado, sobre la importancia que tienen los sistemas operativos libres en este aspecto, y más aún, las dificultadas que tiene que sortear un sistema operativo libre para funcionar.
Ya se que hay otros sistemas operativos, pero voy a comparar los tres más populares (windows, linux y Mac OS X) y su relación con el hardware.

Mac OS X no tiene que preocuparse por compatibilidad. El sistema está diseñado para trabajar en un hardware muy específico y en cierta forma limitado (si, ya se que hay mucho hard e incluso de terceros que funciona sobre computadoras Apple, pero no es ni remotamente comparable a la cantidad que hay para PC). De esta forma no parece muy complicado tener un sistema que bootee en segundos y que funcione perfectamente con el hardware.
En este aspecto Mac corre con una gran ventaja. Probablemente casi todo va a andar muy bien en esa plataforma.

Windows no tiene esa ventaja. Es un sistema que tiene que funcionar bien con todo el hardware que hay disponible, y eso lo hace más propenso a errores (pantallas azules y esas cosas que ya conocemos). Pero tiene una gran ventaja a la hora de compensar esa desventaja: Es el sistema operativo más utilizado, y los fabricantes de hard deben esforzarse para que su hard corra sobre windows si quieren venderlo. Son los fabricantes los que tienen el problema da la compatibilidad. Microsoft incluso recibe beneficios cobrando por la homologación del hardware.

Y en este campo Linux es el que peor la lleva, y sin embargo tiene un soporte de hardware -a mi juicio- increíble. Linux tiene que correr en cualquier PC (no tiene la ventaja de mac), y tiene que esforzarse por hacer funcionar el hardware ya que los fabricantes no proporcionan controladores (no tiene la ventaja de windows).
Sin embargo, las distribuciones actuales de Linux cuentan con un soporte de hardware muy amplio, y en la mayoría de los casos (salvo dispositivos bastante específicos como webcams, ciertos chips wi-fi, teléfonos móviles con interfases propietarias, joysticks, etc.) el hardware funciona sin necesidad de instalar drivers o configurar nada.
Y aún así una de las principales críticas a linux es su escaso soporte de hardware (???).
El sistema con más contras es el que mejor soporte “de fábrica” tiene, y lo pone a disponibilidad de todo el mundo sin cobrarlo.
Windows y Mac pueden darse el gusto de decir: Este hard no es compatible con esta versión del sistema… cómprese otro. La gente va alegremente a comprar otra cosa (que me lo discutan los poseedores de alguna placa de sonido o editora de video que no tiene drivers para XP o Vista y ya no las pueden usar, si no). En ese ámbito donde todo se compra y todo queda obsoleto al poco tiempo es algo perfectamente aceptable. Pero Linux no puede pretender lo mismo… para mucha gente Linux apesta si no soporta hasta el último artículo de hardware soportado por el Windows de turno.

Luego de pensar un rato en esto no se si sigo con tantas ganas de probar Mac OS X en mi PC. No se si tengo tantas ganas de ocupar mi tiempo en hacer funcionar un sistema propietario que está hecho para otra arquitectura (cometiendo un crimen, de paso. Porque eso supone la EULA de OS X).
Probablemente sea una mejor inversión de mi tiempo seguir utilizando linux, reportando las cosas que no funcionan en los bugtrackers correspondientes para contribuir en el desarrollo y la mejora de este sistema operativo, que es el que hoy satisface mis necesidades.

Igual, no voy a negar que me sigue dando curiosidad saber qué tan bien puede llegar a funcionar ese OS X, eso sí.

2 opiniones en “Sistemas operativos”

  1. Muy buena reflexión Gez…

    Ciertamente y salvo contados casos en que los drivers son privativos o requieren de algún firmware que hay que descargar, el soporte hardware de cualquier distribución Linux es increible.

    Lo mejor no es que en muchos casos no haya que configurar ni instalar nada, sino que, una vez todo está configurado, lo normal es que SIEMPRE funcione bien.

    Esto no suele ser así en equipos con otros sistemas operativos en los que una tarjeta de sonido, de repente, deja de funcionar bien sin saber cómo ni por qué.

    Eso sin hablar de la cantidad de problemas que conlleva reinstalar un equipo que venía con un Windows OEM y del que no se dispone de CDs con drivers de dispositivos… (hay que averiguar primero qué hardware posee, luego descargar los drivers vía web y luego proceder a instalar y reiniciar durante bastante tiempo…)

    Y qué decir de la CALIDAD de los drivers privativos… sin ir más lejos, este fin de semana, tratando de instalar una impresora Canon en un Windows XP, este no la detectaba… aún no se cómo arreglaré el problema…

    Salu2, Gez, 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *